Eclipse Total de Sol en Coquimbo atrae a turistas de todo el mundo

Eclipse Total de Sol en Coquimbo
atrae a turistas de todo el mundo

Como nunca antes, miles turistas de todo el mundo están buscando la ubicación de Coquimbo en Google Earth. Desean saber cómo llegar por cielo, mar o tierra. Quieren conocer todo sobre este pequeño y lejano punto en el mapa. En este puerto nortino de aguas tranquilas esperan vivir una experiencia astronómica espectacular, sorprendente e inolvidable.
Y no es para menos.
En poco más de un año –el 2 de julio del 2019-, Coquimbo será el epicentro de un maravilloso y excepcional eclipse total de Sol. Antes del crepúsculo vespertino, exactamente a las 16:39 horas (horario de Chile, en invierno), el día se transformará en noche. Además de contemplar la Corona solar en todo su resplandor, los visitantes podrán observar el cielo estrellado en plena tarde y visualizar a ojos desnudos, Marte, Mercurio y Venus.
Regalo del cielo
Este extraordinario fenómeno astronómico ocurrirá cuando la Luna llena oculte completamente el disco solar -en la constelación de Géminis-, en uno de los eventos más espectaculares y populares que ofrece la naturaleza cada uno o dos años en alguna zona del planeta.
El último eclipse total de Sol ocurrió el 21 de agosto del 2017 en Estados Unidos y movilizó 10 millones de personas hacia una extensa franja de totalidad que cruzó el territorio norteamericano –Portland (Atlántico) a Carolina del Sur (Pacífico)-, convirtiendo ese fenómeno natural en el más más visto y fotografiado de la historia.
Y ahora, el nuevo escenario es el soñado para los cazadores de eclipses que recorren hasta los rincones más extremos del mundo para presenciar este fenómenos que puede ser visualizado –en promedio-, cada 375 años desde el mismo lugar del planeta.
De hecho, los principales hoteles de la región nortina agotaron sus reservas hace dos años y el gobierno y las instituciones de turismo están diseñando un plan de contingencia o emergencia para recibir entre 500 mil y un millón de turistas.
En el caso de Coquimbo, los registros de retirado astrofísico de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), Fred Espenak -“Mr. Eclipse”-, recuerdan que un eclipse similar ocurrió hace 426 años -el 9 de junio de 1592-, quedando completamente a oscuras, también, La Serena, Ovalle, Illapel, Los Vilos, Pichidangui y la Ligua, cuando la zona habitada por indígenas changos y diaguitas era colonizada por los españoles, cien años después del Descubrimiento de América por Cristobal Colón.
Sol y sombra
El eclipse del martes 2 de julio del 2019, presenciado desde Coquimbo, durará 2 horas con 24 minutos y 8 segundos desde que la Luna Llena comienza a rozar el limbo solar (primer contacto) hasta que abandona el borde del sol (Cuarto contacto).
Si bien, el eclipse comienza en la polinesia francesa, en medio del Océano Pacífico -la Isla Pitcairn, es la más cercana-, la sombra o umbra (banda de totalidad) de 146 kilómetros de ancho, ingresará por la zona de costera de Guanaqueros-Chañaral de Aceituno, y bajo la oscuridad total quedarán Guanaqueros, Totoralillo, Coquimbo, La Serena, Vicuña, Pisco Elqui, Samo Alto, La Higuera, Punta de Choros, Cachiyuyo y Domeyko.
La sombra también cubrirá con su manto oscuro los observatorios astronómicos más avanzados del planeta –Tololo, La Silla y Las campanas-, instalados en las cumbres del extremo sur del Desierto de Atacama, el más árido del mundo, antes de seguir viaje a territorio argentino y terminar en el aeropuerto de Ezeiza, en Buenos Aires, la capital trasandina.
El máximo o totalidad del eclipse solar será fugaz y en Coquimbo durará 2 minutos y 1 segundo. Tiempo suficiente para emocionarse hasta las lágrimas con ese encuentro cósmico indescriptible entre el satélite natural y nuestra estrella más cercana.
Fuera de la zona de totalidad el eclipse será visualizado como parcial: Vallenar (99,15 % de oscuridad), Tongoy (99,94 %), Arica (64,87 %), Santiago (92,04%), Punta Arenas (45,96 %).
Lentes con filtros
La observación del eclipse total de Sol requiere el uso de lentes especiales –certificados con la norma ISO 12312-2-, especialmente los recomendados por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) y la Sociedad Astronómica Estadounidense (AAS).
Las gafas certificadas son fabricadas con polímeros que filtran el 100 % de rayos ultravioleta-infrarrojo y el 99, 999 % de toda luz visible intensa. Su uso adecuado previene la retinopatía solar, un severo año a la visión por exposición a la intensa luz del sol.
Los lentes con diseños personalizados para instituciones y empresas son traídos a Chile por la plataforma marketplace www.astronomyvalley.cl, creada por los periodistas especializados en astronomía, Hernán Julio e Iván Fredes.
Para ver un nuevo eclipse en Coquimbo hay que esperar hasta las 13:01 (hora chilena) del 7 de diciembre del año 2132, cuando otra vez el día se convierta en noche sobre sus 50 kilómetros de playas de arenas blancas en el Océano Pacífico y las monumentales Cruz del Tercer Milenio (93 metros de altura) y la Mezquita Mohammed VI (40 metros de altura), además de La Serena, Ovalle, La higuera, Los vilos, Vicuña, Salamanca, Illapel y San Felipe.
Bosques y glaciares
Además del eclipse total de Sol de Coquimbo, excepcionalmente Chile, por su condición de ser el país más largo y angosto del planeta, será el epicentro de un dúo similar. El lunes 14 de diciembre del 2020, otro eclipse igual sumergirá el día en noche una franja territorial en la boscosa región de La Araucanía, desde Puerto Saavedra hasta Curarrehue, pasando por Carahue, Nueva Imperial, Temuco, Villarrica, Pucón, Loncoche y Panguipulli. Y el sábado 4 de diciembre del 2021 la oscura sombra oscurecerá el día más largo del planeta (24 horas con luz diurna en esa fecha), en el Mar de Wedell, en territorio antártico reclamado por Chile. En cabo de Hornos será observado como parcial con 96,37 por ciento de oscuridad.

*El autor es periodista, director del Marketplace www.astronomyvalley.cl y editor de la revista de astronomía y astroturismo www.astrovida.cl